Un grupo de trabajadores de ILUNION en el Banco de Alimentos de Las Palmas, junto a una camioneta del grupo

La gran familia del Grupo Social ONCE se ha volcado en las últimas tres semanas y ha conseguido su propósito (previsto para tres meses) de reunir 111.111 kilos de alimentos que, en colaboración con los Bancos de Alimentos de todas las provincias españolas, tratarán de paliar los efectos de la pandemia sobre muchas familias en situación de dificultad.

Los trabajadores y trabajadoras de todas las áreas de ONCE, Fundación ONCE e Ilunion, conjuntamente con los afiliados y con toda la gran familia de la Organización, han participado en esta enorme iniciativa de recogida de alimentos no perecederos que impedirán que muchas familias sufran la falta de alimento en los próximos meses, ante los graves desequilibrios sociales generados por la pandemia.

La iniciativa, lanzada por el presidente del Grupo Social ONCE, Miguel Carballeda, a instancias del Comité Intercentros de la Organización, tenía el objetivo de las gentes de la Organización de devolver a la ciudadanía siquiera un poco de lo que aportan cada día con su confianza.

Y, ahora, estas “Toneladas de compromiso” se han entregado a los bancos de alimentos, que lo distribuirán por todo el territorio. Para el presidente Miguel Carballeda es una demostración de que una Organización, la ONCE, que se mueve gracias a la solidaridad de la ciudadanía “en momentos duros, estamos a su lado”

“Los ciudadanos confían en nuestros vendedores, en los servicios que prestamos a través de Ilunion y en la labor de Fundación ONCE con las personas con discapacidad y ahora, más que nunca, debemos estar junto a ellos y ellas. No podemos ni queremos imaginar una sola casa con la nevera vacía y con niños o mayores sin acceso a una alimentación básica”, ha afirmado Miguel Carballeda.

Navidad y cuesta de enero

La campaña de recogida estaba planeada para alcanzar la cifra simbólica de 111.111 kilos de alimentos para entregar entre diciembre y principios de febrero, pero el éxito de la iniciativa ha generado que se entreguen estos primeros más de 111.000 kilos, a la espera de una cantidad similar en febrero.

Se trata de alimentos de primera necesidad no perecederos, tales como, arroz, pasta, azúcar, aceite, legumbres, conservas, productos infantiles..., que se han recogido en todos los centros de trabajo del Grupo Social ONCE.

Con la primera entrega culmina la primera fase, pero se abre la segunda, que finalizará el 11 de febrero de 2021, y se entregará unos días después, para paliar los efectos de la cuesta de enero y febrero en las familias afectadas. El objetivo sigue siendo el mismo y se puede seguir aportando en los centros y, si existe dificultad para desplazamientos, en una cuenta corriente (Banco de Santander ES70 0049 1892 62 2313304241), donde las donaciones se convertirán igualmente en alimentos.