Centros Especiales de Empleo: CEE (Competitividad y excelencia empresarial)

Imagen de un trabajador, usuario de silla de ruedas, en su mesa de despacho.

Las crisis económicas como la que venimos arrastrando los últimos años provocan, entre otras cosas, una selección natural entre las empresas que proliferan en tiempos de bonanza. En épocas de “vacas gordas” es fácil crear una empresa, e incluso que tenga cierto éxito. Pero cuando la demanda se contrae y el mercado se complica solo sobreviven los proyectos sólidos, que aportan un valor diferencial frente a sus competidores y que han adecuado sus estructuras a la realidad existente.

Dentro del tejido empresarial actual, los Centros Especiales de Empleo (CEE) operan en un mercado abierto en el que deben encontrar su hueco, generando valor para sus clientes y fijando criterios de rentabilidad económica y sostenibilidad. Lo que distingue a los CEE es su claro compromiso con otro tipo de rentabilidad, la social. La inclusión laboral de personas con discapacidad es la razón de ser un Centro Especial de Empleo. Son dos pilares en los que sostenerse. Sin rentabilidad social no existe el concepto de CEE. Y sin rentabilidad económica, obviamente el proyecto no tiene viabilidad.

En los casi 24 años de andadura del Grupo Fundosa, sus CEE han crecido, se han especializado y han mejorado sensiblemente su competitividad. Se han demostrado a sí mismos y a la sociedad como las personas con discapacidad pueden dirigir proyectos empresariales que lideren un mercado. No son pequeños centros de trabajo donde se realizan ciertos trabajos sin especialización ni gran aporte de valor añadido. Son empresas sólidas, con un proyecto empresarial consolidado y sostenible, que como no se enriquece de la diversidad de su plantilla. La tecnología y la mejora continua de los procesos han posicionado a las empresas de Fundosa como referentes en sus sectores de actividad. La evolución hacia proyectos sólidos, modernos, solventes y rentables ha redundado en la mejora de su aportación a su vertiente social. 

Ejemplo de responsabilidad. 

Las empresas tienen la responsabilidad de impulsar la economía generando riqueza y puestos de trabajo. Pero también tienen la responsabilidad de ser un referente social. Tienen que ser un reflejo de la sociedad, y deben representar los valores éticos, sociales y medio ambientales de la misma.

Los CEE deben combinar esa doble responsabilidad, y ser un claro ejemplo combinando su compromiso humano y empresarial, Fundosa Galenas, cumple con este doble objetivo, con  casi 400 empleados, el 94% de la plantilla son personas con discapacidad y pese a la crisis, en los últimos años ha crecido su volumen de ventas y su peso en los diversos mercados que opera. Su división de Servicios de Marketing ha conseguido posicionarse entre sus clientes como un partner estratégico, no por su condición de CEE sino por su visión de mercado y la calidad de sus productos y servicios. 

 

COMPARTIR

1 COMENTARIOS

Agregar comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Pregunta de seguridad

Comentarios

1zqjrq'"(){}<x>:/1zqjrq;9